15 ¡Gracias a Dios por su don inefable!