3 Pero fiel es el Señor quien os fortalecerá y protegerá del maligno.