16 Ya no tendrán hambre ni sed, ni el sol los abatirá, ni calor alguno,