19 Porque agradó al Padre que en El habitara toda la plenitud,