8 Los hijos de la tercera generación que les nazcan podrán entrar en la asamblea del SEÑOR.