1 Mejor es el buen nombre que el buen unguento, y el día de la muerte que el día del nacimiento.