31 Sea quitada de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritos, maledicencia, así como toda malicia.