1 Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados;