30 Y el pueblo reposó el séptimo día.