12 El que hiera de muerte a otro, ciertamente morirá.