15 El que hiera a su padre o a su madre, ciertamente morirá.