22 Sus cálices y sus brazos eran de una pieza con él; todo era una sola pieza de oro puro labrado a martillo.