32 Pues yo no me complazco en la muerte de nadie declara el Señor DIOS. Arrepentíos y vivid.