17 También yo batiré palmas, y aplacaré mi furor. Yo, el SEÑOR, he hablado.