2 Abrí, pues, mi boca, y me dio a comer el rollo.