3 Doy gracias a mi Dios siempre que me acuerdo de vosotros,
4 orando siempre con gozo en cada una de mis oraciones por todos vosotros,
5 por vuestra participación en el evangelio desde el primer día hasta ahora,
6 estando convencido precisamente de esto: que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Cristo Jesús.