20 Ahora bien, un mediador no es de uno solo, pero Dios es uno.