18 Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley.