24 Jacob se quedó solo, y un hombre luchó con él hasta rayar el alba.