15 Entonces habló Dios a Noé, diciendo: