4 He aquí el orgulloso: en él, su alma no es recta, mas el justo por su fe vivirá.