8 y aunque era Hijo, aprendió obediencia por lo que padeció;