15 Y esto es aún más evidente, si a semejanza de Melquisedec se levanta otro sacerdote,