2 como ministro del santuario y del tabernáculo verdadero, que el Señor erigió, no el hombre.