20 Levántate, pues, desciende y no dudes en acompañarlos, porque yo los he enviado.