24 Pero la palabra del Señor crecía y se multiplicaba.