38 Por tanto, hermanos, sabed que por medio de El os es anunciado el perdón de los pecados;