9 y ninguna distinción hizo entre nosotros y ellos, purificando por la fe sus corazones.