23 Y sucederá que todo el que no preste atención a aquel profeta, será totalmente destruido de entre el pueblo.