5 Y él los miró atentamente, esperando recibir algo de ellos.