4 Y nosotros nos entregaremos a la oración y al ministerio de la palabra.