10 Inunda tu tierra como el Nilo, hija de Tarsis, ya no hay más restricción.