26 Porque su Dios le instruye y le enseña cómo hacerlo.