23 El es el que reduce a la nada a los gobernantes, y hace insignificantes a los jueces de la tierra.