3 Yo visto de negrura los cielos, y hago de cilicio su cobertura.