29 ¿No es mi palabra como fuegodeclara el SEÑORy como martillo que despedaza la roca?