20 Prevaleces para siempre contra él, y se va; cambias su apariencia, y lo despides.