15 El ojo del adúltero espera el anochecer, diciendo: "Ningún ojo me verá", y disfraza su rostro.