22 Porque no sé lisonjear, de otra manera mi Hacedor me llevaría pronto.