4 Recibieron, pues, su heredad los hijos de José, Manasés y Efraín.