51 Y mientras bajaba, sus siervos le salieron al encuentro y le dijeron que su hijo vivía.