38 Y su palabra no la tenéis morando en vosotros, porque no creéis en aquel que El envió.