46 No es que alguien haya visto al Padre; sino aquel que viene de Dios, éste ha visto al Padre.