14 vagaron ciegos por las calles, manchados de sangre, sin que nadie pudiera tocar sus vestidos.