6 el conejo, porque aunque rumia, no tiene pezuña dividida; será inmundo para vosotros;