19 Y Moisés lo degolló y roció la sangre sobre el altar, por todos los lados.