32 Del mismo modo, también un levita, cuando llegó al lugar y lo vio, pasó por el otro lado del camino.