10 Dos hombres subieron al templo a orar; uno era fariseo y el otro recaudador de impuestos.