27 Y El respondió: Lo imposible para los hombres, es posible para Dios.