31 Así también vosotros, cuando veáis que suceden estas cosas, sabed que el reino de Dios está cerca.